#RetoSci-Fi


El otro día me recordaban en twitter que este año no os había propuesto ningún reto distópico. Realmente la idea nunca pretendió ser un evento anual, pero no seré yo quien diga no a una distopía. Así que aquí lo tenéis, un año más, aunque con algunas modificaciones.

He pensado que, para que no fuese igual que el anterior, este año estaría bien hacer un #RetoSciFi. Para empezar con la lista, el otro día hice un pequeño sondeo en Twitter. La respuesta me desbordó por completo, pero he recopilado los títulos más repetidos para vuestro deleite. Por supuesto, se pueden ir añadiendo nuevas joyas literarias a medida que el reto se vaya expandiendo.

Esta vez no habrá fechas. La idea es que vayamos leyendo las novelas recomendadas y comentándolas vía twitter, utilizando la etiqueta #retoscifi. Así podremos compartir impresiones y recomendaciones de nuestras lecturas sin prisa (pero sin pausa). Os dejo también habilitados los comentarios del blog para tal causa y, cómo no, mi mail.

Y, una vez explicado de qué va esto, empezamos con un pequeño repaso. La pregunta obligatoria, cómo no, es ¿qué es ciencia ficción? Según la definición de Eduardo Gallego y Guillem Sánchez: "La ciencia ficción es un género de narraciones imaginarias que no pueden darse en el mundo que conocemos, debido a una transformación del escenario narrativo, basado en una alteración de coordenadas científicas, espaciales, temporales, sociales o descriptivas, pero de tal modo que lo relatado es aceptable como especulación racional."

Robert A. Heinlein, por su parte, la define como "Especulación realista sobre eventos futuros posibles, sólidamente basado en un conocimiendo adecuado del mundo real, pasado y presente, y en riguroso entendimiento de la naturaleza y significado del método científico".  

Pero no creo que necesitéis definiciones. Todos sabemos lo que es la ciencia ficción. Son esas historias que nos permiten vislumbrar el futuro o un pasado que contradice todo lo que conocemos, que nos trasladan al espacio exterior, que nos muestran lo que se esconde bajo la superficie terrestre o que nos descubren nuevos mundos. Son esas historias que nos hacen soñar con alienígenas, mutantes, robots... personajes imposibles que tienen acceso a rayos láser, máquinas teletrasportadoras, visión de rayos X, que viajan en el tiempo y cuyas comunicaciones superan la velocidad de la luz. Son las historias que nos muestran cómo podría ser nuestra sociedad en un futuro, que nos hacen plantearnos lo que hemos conocido hasta ahora. Las que nos hablan de tecnología, de naves espaciales, de inteligencia artificial, de avances científicos, de la desaparición de la humanidad tal como la conocemos... Son esas historias que ponen a prueba nuestra imaginación, que nos llevan más allá de lo que podríamos haber soñado, de lo que creíamos saber. La mejor definición de ciencia ficción es la sensación que se queda contigo cuando terminas de leer una de estas historias y, durante días, tu mente aún está tratando de regresar a la realidad. Eso es ciencia ficción.

La ciencia ficción engloba tantas cosas y las temáticas a tratar son tan variadas que se ha terminado dividiendo a su vez en subgéneros, que atienden a distintos criterios de clasificación.

Una de las divisiones más frecuentes es la que existe entre ciencia ficción dura (hard sci-fi) y ciencia ficción blanda (soft). La primera hace especial hincapié en la exactitud de los detalles científicos, como suele ser frecuente en la obra de Asimov.  La segunda se centra más en las relaciones y sentimientos de los personajes, dejando la parte científica en segundo plano. Un título representativo de este subgénero sería "Dune". Otra rama de esta clasificación sería la ciencia ficción social, una especulación sobre el desarrollo social de la humanidad, a menudo utilizado como forma de crítica velada a la sociedad actual. Aquí podríamos englobar cualquier distopía, "1984" o "Un mundo feliz" sin ir más lejos.

Si nos adentramos en las temáticas tratadas, los caminos a recorrer se multiplican. Desde la post-apocalíptica, cuyo eje central suele girar en torno al fin de la humanidad, al steampunk, ambientada en la época victoriana pero con inventos tecnológicos ficticios (Verne o Shelley son fuente de inspiración para este subgénero) o al cyberpunk, que presentan futuros distópicos con alta tecnología. Recientemente se ha empezado a popularizar también la temática de la robótica o la Inteligencia Artificial. Los viajes en el tiempo, la colonización espacial, las ucronías y distopías, son otros subgéneros clásicos de la ciencia ficción.

Ahora que ya estamos ubicados, procedo a comentaros los títulos que me habéis recomendado a través de las redes sociales y, por supuesto, alguno de mi propia cosecha (aunque me habéis dejado poco margen de maniobra).

Viaje al centro de la tierra, de Julio Verne (1864)
Un jeroglífico medieval casi indescifrable puede permanecer luengos siglos durmiendo entre las hojas de un libro viejo. Pero, cuando por azar caiga en manos del audaz profesor Otto Lidenbrock de Hamburgo, desencadenará el viaje más espectacular de todo el siglo XIX. El profesor, su sobrino Axel y el impasible Hans verán mar avillas en el interior del globo, iluminados por una inmóvil luz incomprensible. 

Me ha sorprendido bastante haber recibido apenas un par de menciones de este autor. Personalmente, no podía dejarlo pasar, así que he puesto "Viaje al centro de la tierra" por poner un título y porque fue el primer libro de ciencia ficción que leí. En realidad toda la obra de Verne es magnífica, así que cualquiera de su bibliografía hubiera servido. Cuando pienso, además, en la fecha en la que escribió sus novelas mi admiración aumenta. Qué capacidad de anticipar un futuro que aún estamos por conocer. Cuánta admiración hacia este genio de la palabra. Si no lo conocéis, que lo dudo, ya estáis tardando.

Cita con Rama, de Arthur C. Clarke (1973)
Después del impacto de un enorme asteroide que destruye Padua y Verona, se crea en la un sofisticado sistema de detectar la trayectoria de cualquier objeto que se detecte desde la Tierra. De esta forma se detecta Rama, un extraño asteroide que, gira a un velocidad increíble y que, según todos los cálculos no volverá a pasar jamás por el sistema solar.Pero lo más inquietante se producce cuando aparecen indicios de que Rama pueda ser artificial, con las implicaciones que ello conlleva.

Del mismo autor, pero anterior (1968) también me recomiendan "2001: Una odisea en el espacio". En realidad, Odisea espacial es una saga que consta de cuatro títulos y la idea de la que surge es un relato corto de Clarke, "El centinela". Curiosamente, la novela se escribió paralelamente a la realización de la película y se publicó después de su estreno. Otro título que mencionáis es "Cánticos de la tierra lejana" (1986).

La fundación, de Isaac Asimov (1951)
El hombre se ha dispersado por toda la galaxia. La capital del Imperio es Trántor, nido de intrigas y corrupción. Gracias a su ciencia, fundada en el estudio matemático de los hechos históricos y el comportamiento de las masas, el psicohistoriador Hari Seldon prevé la caída del Imperio y el retorno a la barbarie durante varios milenios. A fin de reducir este período de barbarie a mil años, Seldon decide crear una Fundación en un extremo de la galaxia.
El poderío de la Fundación alcanza límites insospechados, su dominio se sostiene en la energía, la religión y el comercio. Sin embargo, la aparición del Mulo, un individuo dotado de poderes paranormales, desafía todas las previsiones. Conquistando planeta tras planeta, le gana terreno a la Fundación de manera vertiginosa. La salvación de la galaxia queda en manos de una Segunda Fundación totalmente secreta y cuyo emplazamiento es desconocido incluso para los dirigentes de la Primera.

También de Asimov, "Los propios dioses" (1972). El propio Asimov declaró esta como su mejor obra. Es la segunda parte de «Contra la estupidez, los propios dioses luchan en vano» y cuya trama principal gira en torno a una conspiración de alienígenas que habitan un universo paralelo moribundo, con el propósito de convertir el Sol en una supernova y poder colectar la energía resultante para su propio uso y continuidad de su forma de vida.

Otros títulos destacados de este autor, el que más me habéis recomendado junto con Phillip K.Dick, son "Yo, robot", una serie de relatos cortos donde se establecen y plantean las tres leyes de la robótica, y "El fin de la eternidad", que nos cuenta la historia de una sociedad capaz de realizar viajes en el tiempo.  Si queréis un primer encuentro con el autor, pero no os atrevéis con una novela, tomad nota de estos dos relatos cortos: "La última pregunta" y "La última respuesta".

Ubik, de Philip K. Dick (1969)
La novela Ubik narra una historia en la cual, con la aparición de grandes compañías especializadas en psiquismo y de un estado de vida suspensa después de la muerte, se crea un estado de realidad erosionada.

En realidad, del bueno de K.Dick me han recomendado todo, pero como ya os he hablado de él en más ocasiones, hoy pongo otro título. Uno de los mejores representantes del género, una imaginación brillante y una capacidad de crear ciencia ficción brutal. En hollywood lo saben bien, por eso hay multitud de películas basadas en su obra, mi preferida es "Blade runner".

Hyperion, de Dan Simmons (1989)
Esta novela presenta un futuro en el que la humanidad ha colonizado docenas de mundos en la galaxia y domina el teletransporte y los viajes espaciales a velocidades superlumínicas. 

No la he leído, pero me la habéis recomendado tantas veces que no tardaré en hacerlo. Creo  que, de hecho, ha sido la novela más recomendada de todas. Es la primera de una saga de cuatro novelas. Curiosamente, según leo, el primer escrito de Simmons sobre este universo es un relato corto: "Remembering Siri".


El juego de Ender, de Orson Scott Card (1985)
La Tierra se ve amenazada por una raza extraterrestre, los insectores, que se comunican telepáticamente y consideran no tener nada en común con los humanos, a quienes pretenden destruir. Para vencerlos es necesario una nueva clase de genio militar, y por ello se ha permitido el nacimiento de Ender, lo que constituye, en cierta forma, una anomalía, pues es el tercer hijo de una pareja en un mundo que ha limitado estrictamente a dos el número de descendientes. El niño Ender deberá aprender todo lo relativo a la guerra en los videojuegos y en los peligrosos ensayos de batallas espaciales que realiza con sus compañeros.

De la saga de Ender me recomendáis, además, "La voz de los muertos" y algunos también os aventuráis con "Ender el xenocida". No he tenido tiempo aún de leerlos, pero están en mente. Personalmente, "El juego de Ender" me encantó y creo que es uno de esos libros que hay que leer. Además, esto ya es una opinión muy personal, me gustó significativamente que tuviera un pequeño guiño distópico entre sus páginas.

Dune, de Frank Herbert (1965)
La historia comienza a más de 20.000 años en el futuro, en nuestra galaxia, en un gran imperio galáctico de estructura feudal. El Imperio se divide en cuasi-feudos o señoríos planetarios que son controlados por familias nobles, conocidas como Las Grandes Casas. La historia se desarrolla alrededor del joven Paul Atreides, heredero del ducado de la Casa Atreides.

Ganadora de los premios Hugo y Nébula, los más prestigiosos del género (de hecho, casi todas las obras aquí mencionadas cuentan con uno de ellos). La saga cuenta con seis títulos, aunque fue concebido inicialmente como una trilogía.

Las estrellas de mi destino, de Alfred Bester (1956)
En el siglo xxv, cuando las técnicas de teleportación han cambiado de forma radical la sociedad de la Tierra, un hombre motivado por pasiones extremas emprende un carrera desesperada por cambiarse a sí mismo. 

Aunque Bester ganó el Hugo con "El hombre demolido", que también me habéis mencionado, la más recomendada ha sido esta. No la he leído, pero la sinopsis me ha entusiasmado, así que no tardará en caer. 

El señor de la luz, de Roger Zelazny (1986)
Por su argumento, más que ciencia ficción me parece fantasía, pero la reseña que os enlazo me ha parecido tan entusiasta que lo añado para que no se acabe por perder en el olvido esta recomendación.

El Marciano, de Andy Weir (2011)
La historia sigue a un astronauta estadounidense, Mark Watney, que queda varado solo en Marte, debiendo improvisar con el fin de sobrevivir.

Criptonomicón, de Neal Stephenson 
Criptografía y matemáticas, contadas en dos líneas temporales: la II Guerra mundial y el presente. Tiene hasta un cameo de Alan Turing, no digo más. Como a cualquier "teleco" que se precie, me pierden las matemáticas y la criptografía, así que no puedo más que sumarla a la lista. Otro título de este autor que me habéis recomendado es "Snow Crash", que por lo que he leído estaría englobada dentro del subgénero cyberpunk.

La tierra permanece, de George R.Stewart (1949)
Premisa: la inmensa mayoría de los seres humanos han sucumbido a una plaga y sólo algunos, resistentes a ella, han logrado sobrevivir. Ciencia ficción post-apocalíptica en toda regla.

Serie de Miles Vorkosigan, de Lois McMaster Bujold (1986)
Se trata de una saga de novelas e historias cortas que tienen lugar en un mismo universo. Esta autora, la primera fémina de la lista, cuenta con la friolera de cinco premios Hugo y dos Nébula, así que habrá que leerla con urgencia.

Los desposeídos, de Úrsula K. Le Guin (1974)
Shevek, un físico brillante, originario de Antares, un planeta aislado y "anarquista", decide emprender un insólito viaje al planeta madre Urras, en el que impera un extraño sistema llamado el "propietariado". 

No la he leído, pero se acaba de colar en mi lista de lecturas pendientes. Dicen que es una utopía, a mi su reseña me ha dejado un ligero sabor a distopía. Como curiosidad, ganó el premio Prometheus Half of Fame en 1993, un año antes que "Nosotros" de Yevgeni Zamiatin. Tiene muy buena pinta, eso sin duda.

Otra obra de la misma autora es "La mano izquierda de la oscuridad", con un argumento bastante controvertido: trata del género y la sexualidad a través de los ojos de un terrestre llegado al planeta Invierno, colonia en la que los habitantes han mutado a hermafroditas capaces de cambiar de sexo.

La radio de Darwin, de Greg Bea (1999)
Cuenta la historia de la evolución humana y como un virus puede causar cambios en las diferentes especies, desde el punto de vista de los principales personajes del libro.

Crónicas marcianas, de Ray Bradbury(1950)
Serie de relatos cortos que narran la llegada a Marte y la colonización del planeta por parte de los humanos. De Bradbury también me recomendáis "Fahrenheit 451", pero la dejo fuera porque ya estuvo en el resto distópico. 

Visión ciega, de Peter Watts (2006)
El 13 de febrero de 2082, más de 65.000 sondas de origen desconocido aparecieron alrededor de la Tierra, dispuestas en una red esférica para cubrir toda la superficie del planeta. Con un destello simultáneo, se desintegraron en la atmósfera... y enviaron una señal al espacio. Alguien acababa de hacernos una foto.

Mundo anillo, de Larry Niven (1970)
En el año 2850, cuatro exploradores (dos humanos y dos alienígenas) son elegidos para explorar un misterioso "mundo anillo", una enorme estructura artificial en forma anular que rodea una estrella. La historia ocurre en un universo tecnológicamente avanzado, donde la teleportación instantánea y los cascos de naves espaciales indestructibles son una realidad.

Como curiosidad, ganó los premios Hugo, Nébula y Locus del año 1971; es una de las pocas novelas de ciencia ficción que ha logrado tal triplete de galardones.

Excesión, de Iain M. Banks (1996)
En la novela la entidad política más poderosa de la galaxia es una utopía anarquista poblada mayoritariamente por humanos y máquinas pensantes. Estos humanos están modificados genéticamente, de modo que entre otras cosas pueden vivir más de 300 años sin apenas envejecer.

El núcleo del caos, de Colin Kapp (1972)
Podéis encontrar una reseña estupenda aquí. Me ha parecido que tiene un argumento muy interesante, diferente como poco.

Tierra, de David Brin (1991)
Tierra se desarrolla en el año 2038, la Tierra sufre superpoblación superando ya los 10 mil millones, los recursos naturales son escasos, y mucha gente piensa que la población está al borde de un accidente masivo. La población mundial está al borde de la hambruna, que sufre los primeros efectos del calentamiento global.

La guerra de las salamandras, de Karel Capek (1936)
En esta novela Čapek narra mediante múltiples personajes los sucesos que preceden el descubrimiento de las salamandras gigantes identificadas por los científicos como Andrias scheuchzeri, deteniéndose en la reacción de la prensa, en las respuestas que intenta la comunidad científica y en la oportunidad que ven los empresarios para utilizarlas como mano de obra barata. 

La historia de tu vida, Ted Chiang (2003)
Colección de relatos cortos de este escritor, informático de profesión, que pese a no dedicarse profesionalmente a la escritura ha cosechado numerosos premios y cuenta con gran prestigio en el género.

Neuromante, de William Gibson (1984)
Un futuro invadido por microprocesadores, en el que la información es la materia prima. Precursora del subgénero cyberpunk y ganadora de los premios Hugo y Nébula. Como curiosidad, se dice que el término "ciberespacio" fue utilizado por primera vez en esta novela.

La máquina del tiempo, de H.G. Wells (1895)
Todo un clásico que no podía faltar en esta lista, sobre todo teniendo en cuenta que H.G. Wells está considerado como uno de los padres de la ciencia ficción.

También me habéis hablado de Ready Player One, de Ernest Cline (2011). Esta en concreto ya la propuse para el reto distópico, así que la dejaré fuera. Pero sigo recomendado su lectura. De hecho, se ha convertido en mi regalo de cumpleaños estrella.

Durante mi investigación, he encontrado este títuloTodos sobre Zanzíbar’, de John Brunner (1968). Me ha llamado la atención su argumento: a principios del siglo XXI, el planeta Tierra es una bomba a punto de estallar. Los niveles de sobrepoblación han alcanzo niveles inimaginables, por lo tanto es necesario promover leyes eugenicas, como el control de la natalidad obligatoria y la manipulación genética forzosa. A mí me huele a distopía, pero ya me diréis...

Por último, no me quiero dejar a la precursora del género: "Frankenstein" de Mary Shelley (1818).  Aunque el mismísimo Asimov reconoce que "Somnium" de Johannes Kepler (1634) es el primer relato de ciencia ficción como tal (narra la historia de un aventurero que viaja a a la Luna), todos los expertos reconocen la obra de Shelley como la que marcó un antes y un después en el género. Y yo he querido hacerle un justo reconocimiento por ello.


Como veréis, tenemos un poco de todo. Clásicos de la ciencia ficción, títulos más desconocidos, más novedosos, relatos cortos. Historias de viajes en el tiempo, de sociedades distópicas, de aventuras espaciales, post-apocalípticas... Si no encontráis nada de vuestro agrado en esta lista, siempre podéis enviarme vuestra sugerencia (o plantearos que tal vez no os guste este género). Y si os ha llamado la atención alguno de estos títulos y os apetece leerlo, ¿a qué esperáis para sumaros al #retoscifi? 

Participar es muy fácil. Tú decides qué libro quieres leer, elige un título de la lista y publica un tuit que incluya el título del mismo y la etiqueta #retoscifi, por ejemplo "#retoscifi #viajealcentrodelatierra". Utilizando esas mismas etiquetas, a lo largo de tu lectura, puedes hacer comentarios sobre la novela o dejarnos tu opinión final sobre la misma.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Vaya por delante que soy fan incondicional de Ursula K.Le Guin y de Lois McMaster Bujold. Con cualquiera de los libros de estas autoras pasarás buenos, muy, muy buenos ratos. A Le Guin le van los temas 'sociales', escribe sus novelas basándose en distintas culturas hipotéticas (hermafroditas, homosexuales). "La mano izquierda de la oscuridad" es precioso. En cuanto a Lois McMaster, toda la serie de Miles Vorkosigan es muy entretenida, y el protagonista es un anti-héroe que triunfa siempre a base de inteligencia y astucia en el seno de una cultura muy militarista. Personalmente, yo me río mucho con el personaje, con el que se simpatiza de inmediato.

Mª José Sánchez-Castro dijo...

Vaya por delante que soy fan incondicional de Ursula K.Le Guin y de Lois McMaster Bujold. Con cualquiera de los libros de estas autoras pasarás buenos, muy, muy buenos ratos. A Le Guin le van los temas 'sociales', escribe sus novelas basándose en distintas culturas hipotéticas (hermafroditas, homosexuales). "La mano izquierda de la oscuridad" es precioso. En cuanto a Lois McMaster, toda la serie de Miles Vorkosigan es muy entretenida, y el protagonista es un anti-héroe que triunfa siempre a base de inteligencia y astucia en el seno de una cultura muy militarista. Personalmente, yo me río mucho con el personaje, con el que se simpatiza de inmediato.