La España negra

-->
-->
La marcha negra llegó ayer a Madrid entre vítores y aplausos. El pueblo está con ellos, los trabajadores están con ellos. El Gobierno, sin embargo, se empeña en desoírles. Intentan acallarles prohibiéndoles pasar frente a sus instituciones. Intentan amedrentárles tomando sus pueblos. Intentan criminalizarles contando mentiras sobre ellos.

Pero los mineros no se rinden. Llegan desde Asturias, Palencia, Aragón y León. Más de 400 km de caminata bajo el sol para transmitirle al ministro de Industria, José Manuel Soria, su malestar por el recorte del  64% de las subvenciones para este año. Este recorte significaría el cierre de las cuencas mineras . No estamos hablando solo de eliminar casi 30.000 puestos de trabajo, hablamos de perder su forma de vida.

Los mineros iniciaron para este propósito un proyecto de crowdfunding. A día de hoy, han recaudado un 159% de la cantidad solicitada. 534 personas han apoyado económicamente esta iniciativa. Un gesto más que significativo para los tiempos que vivimos.


Negra es también la ropa que visten los funcionarios españoles cada viernes. Iniciaron el movimiento los funcionarios del Ayuntamiento de Madrid, como protesta por la denostación permanente que sufre la imagen y el trabajo que realizan. Pronto se sumaron los funcionarios de otras instituciones y las fotografías de grupo comenzaron a inundar la red. Cansados como están de ver como su trabajo se desprecia y como el colectivo es criminalizado, los funcionarios se visten de negro para lamentar la muerte de los servicios públicos. Para los trabajadores públicos, las amenazas de despido son habituales, las declaraciones sobre lo poco que trabajan frecuentes y, sin embargo, son testigos de como se siguen incrementando sus jornadas laborales. ¿Si los funcionarios no son necesarios, por qué se continúa necesitando que trabajen más? 


El humo que el pasado fin de semana invadió Valencia era también de color negro. Como las más de 50.000 hectáreas quemadas por el devastador incendio que asoló la Comunidad Autónoma.  Los bomberos de la región han denunciado la pésima gestión de dicho incendio, los políticos insisten en que los recortes no han influido en la catástrofe y las cifras hablan por sí mismas.

El Cuerpo de Bomberos de la Comunidad de Madrid lleva meses denunciando la alarmante falta de personal. Exigiendo que la Administración cumpla los convenios firmados, han iniciado una campaña de protesta consistente en su negativa a realizar horas extraordinarias. Las consecuencias no se han hecho esperar: los parques de la Comunidad se encuentran bajo mínimos desde el inicio de la campaña. El verano no ha hecho más que comenzar y los recortes en materia de prevención y extinción de incendios no se han producido solo en Valencia. ¿Habrá que lamentar más vidas antes de que esto se remedie?

  
Con tanto negro, España se viste de luto. Es la crónica de una muerte anunciada. La muerte de nuestro país a manos de políticos y banqueros. Si no nos unimos ahora, si no luchamos juntos para impedirlo, solo nos quedará contemplar en silencio el fallecimiento de nuestro país. Al menos, eso sí, estaremos vestidos para la ocasión.

1 comentario:

Carlos dijo...

Felicidades mas que nunca por el trabajo realizado, por ese tiempo que no es sino esas 3/4 partes del iceberg que permanece oculto y permite que podamos leer y enlazar tan buen documento!!

No vuelan ya siquiera las gaviotas en busca de carroña porque están logrado que guardemos hasta los huesos, no florecen ya las rosas rojas porque se habían llevado los pétalos a paraísos fiscales, no vemos los banquillos de los tribunales con los causantes porque o bien los amnistían o bien son los mismos que dictan los decretos de recortes o bien son los mismos que blindan las pruebas con indemnizaciones millonarias.
No vemos el futuro porque se empeñan en que recurramos a.... ¿barricadas como en el pasado?

Es nuestro momento, ahora, tenemos que aprovechar la marcha minera y llenar las calles con muchas mas gente que para ver a una selección de deportistas!!

¡Chapeau Sara!